Hemos usado el modelo HFACS en varios proyectos de confiabilidad humana y seguridad operacional como herramienta que nos ayuda a organizar y dar un marco de referencia objetivo al momento de realizar análisis del factor humano y, más importante aún, como esquema taxonómico para determinar las causas, activas y latentes, en la cadena del error tanto en las investigaciones de accidentes como en el análisis de causa raíz en el alcance del SMS de operaciones o mantenimiento.

Precisamente ese es el principal objetivo con el cual los autores, Shappell & Wiegmann, construyeron el modelo cuando dan cuenta que el error humano dentro de las investigaciones de accidentes carecía de profundidad, bases teóricas o fundamentos para alejarse de la típica conclusión hasta ese entonces: “error del piloto”.

Recordemos que el HFACS por sus siglas en inglés, traduce sistema de análisis y clasificación del factor humano, se basa en la teoría de Reason en la cual las fallas activas y las condiciones latentes, se confabulan para desembocar en un accidente. La teoría de Reason se resume comúnmente con el llamado modelo del queso suizo, y el HFACS adapta ese esquema para introducirse al mundo, algunas veces, sin notarse. Como se puede ver en la figura, Shappell & Wiegmann relacionan 4 niveles: Actos inseguros, precondiciones de actos inseguros, supervisión deficiente e influencia organizacional. Los actos inseguros se convierten en la categoría de la falla activa, mientras que las 3 restantes son condiciones latentes, todo lo anterior siguiendo las teorias de Reason. En esos 4 niveles, el HFACS esquematiza 21 subniveles.

Bien, ¿Sirve el HFACS como táctica dentro de la gestión de seguridad operacional? La respuesta es: depende. Si la expectativa de uso es obtener información predictiva que permita proyectar la confiabilidad humana y, por ende, obtener un indicador de tipo leading relevante al error humano o a la tasa de accidentes, la respuesta es No. El HFACS esta en función de la ocurrencia de sucesos y el análisis de los mismos para obtener información valiosa que retroalimente el sistema y permita proyectar planes de mejora que propendan por la mejora en la actuación humana. Es decir, es un enfoque reactivo.

Con eso en mente, el HFACS sirve como: 1. Taxonomía del error humano logrando determinar aspectos criticos sucintos de mejora y, 2. Como guía para el análisis de los diferentes aspectos alrededor del factor humano en ocurrencias, incidentes o accidentes, dentro de cualquier ámbito, no solo el aeronáutico. La información que se puede obtener aplicando el HFACS es de suma relevancia para la organización, toda vez que permite conducir análisis con un marco de referencia ampliamente aceptado y completo que logra la objetividad y certidumbre en las conclusiones referentes al ámbito humano.

Al alcance de todos existe excelente bibliografía alrededor del tema del HFACS, por nombrar algunos están:  

  • Inglis, M., Smithson, M., Cheng, K., Stanton, D., & Godley, S. (2010). Evaluation of the Human Factors Analysis and Classification System as a predictive model. Australian Transport Safety Bureau.
  • Li, & Harris. (2005). HFACS Analysis of ROC Air Force Aviation Accidents. International Journal of Applied Aviation Studies, 65:82.
  • O’Connor, P. (2008). HFACS with an Additional Layer of Granularity: Validity and Utility in Accident Analysis. Aviation, Space, and Environmental Medicine, 599-606(8)
  • Shappell, & Wiegmann. (2000). The Human Factors Analysis and Classification System – HFACS. Office of Aviation Medicine – FAA Civil Aeromedical Institute.

Fikal SAS esta presto para apoyar al desarrollo y madurez de su sistema de gestión de seguridad operacional con cursos en factores humanos, para operaciones o mantenimiento, HFACS, modelos de gestion del error humano, entre otros. Si desea mayor información de nuestros cursos y capacidades en consultoría, por favor no dude en contactarnos.

Por Andrés Lobo. Ing. ME. MSc. CMRP